Ilusión óptica

Merecidamente a ti

Veo que la primavera a tus pies
también ha llegado.
Que con ella las flores
te visten de pasado.
En el marmóreo jardín
que has construido
nacen del atardecer
azucenas de marfil
con piel de nardo.
Tu boca de nube, tu
mirada de azahar, las beben.

Lágrimas rotas.
Sueño infumable
que se fumó una noche la verdad.
Amistad perdida.
Lluvia incesante
que ladra sobre ti.

Tumbada de cara al mar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s