Desenamórate mundo

Incertidumbre blanca
que rompe nuestras horas,
manantial incesante de
sombra que colmas de pesadillas las noches.

¿Adónde pretendes llevarnos?

Maldito sea el color del que
un día se volvió el mundo
que dejó de girar. El arte se convirtió en arena
golpeada sin descanso y
durante horas por inquebrantables
olas de mar.
Las palabras se ahogaron
con ellas, en algún
desalado océano aún desconocido.

Nosotros dormimos tranquilos
rompiendo la paz de algún otro
planeta.

Qué pasmosa figura la
de nuestra tierra,
recorriendo herrumbrosa viejos
caminos de estrellas idólatras
y desenamoradas.
Se ha devaluado el precio
del  oxígeno.
Hoy suspiramos de botella,
con posibilidad de elegir sabor,
espirando después miles
de partículas de egoísmo que
viajan  a la nada.

Nosotros dormimos tranquilos
rompiendo la paz de algún otro
planeta.

Nos deshacemos del amor y de
las penas,
como si estuvieran hechos de
la misma cosa,
sacudiéndonos como perros
pulgosos,
sarnosos,
mugrientos,
bajo engominados peinados
pegados a sombreros de copa
y a pluma y pipa.
Sabe el suelo a vino gastado,
se secan las manos
los hombres en los niños
ensuciándoles para siempre
sus caras blancas de
cordero.

Y en el matadero del
sin amor pierden la vida
y el alma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s