A veces, a días

De repente
nos echamos de menos,
nos hacemos los locos,
nos volvemos tontos,
damos la razón a las paredes,
dejamos que la sal nos aconseje,
jugamos a coser horas,
miramos a los dos lados de la calle,
abandonamos el vuelo,
callamos nuestros gritos,
nos deshacemos del amor,
nos cansamos de respirar.

Nos echamos de menos
y nos da igual:
olvidamos vivir.

Por miedo.

Anuncios

2 comentarios en “A veces, a días

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s